La famosa dieta Atkins provocaría trastornos potencialmente fatales

Médicos de Nueva York informaron sobre las consecuencias a las que se vio expuesta una mujer de 40 años. Las explicaciones de los expertos ante la dieta que permite reemplazar los alimentos prohibidos por otros

La conocida dieta Atkins podría estar vinculada con un trastorno potencialmente fatal, según médicos que trataron a una persona que se sometió al régimen de adelgazamiento, dice una historia clínica publicada el viernes en la revista médica Lancet.

Los médicos en Nueva York informaron sobre el caso de una mujer de 40 años que siguió la dieta Atkins y sufrió una complicación peligrosa llamada cetoacidosis, indica la agencia de noticias AP.

Pero algunos expertos consideraron que era un caso aislado y no reflejaba un problema de salud asociado con las dietas pobres en carbohidratos.

"Creo que es un caso aislado. La idea de que una  dieta  pobre en carbohidratos pudiera provocar una cetoacidosis grave no sucede con mucha frecuencia", dijo el doctor Paul Clayton, presidente del foro sobre alimentos y nutrición de la Sociedad Real de Medicina en Londres.

La paciente, que no fue identificada, fue internada en cuidados intensivos durante cuatro días con problemas respiratorios. Previamente había perdido el apetito, sufría náuseas y vomitaba entre cuatro y seis veces por día, escribieron los médicos.

Los análisis confirmaron la presencia de cetoacidosis, una acumulación peligrosa de ácidos cetónicos que puede provocar un coma en el paciente.

El hígado produce estos ácidos cuando caen los niveles de insulina debido a la inanición o la diabetes.

"Nuestra paciente tenía una cetosis subyacente causada por la  dieta  Atkins... este problema podría volverse más conocido porque la  dieta  está ganando popularidad en todo el mundo", dijo el profesor Klaus-Dieter Lessnau, que dirigió el estudio en la Facultad de Medicina de Nueva York.

Clayton dijo que el problema principal de las dietas ricas en proteínas es que obligan al riñón a hacer grandes esfuerzos, lo cual crea el riesgo de insuficiencia renal.

La dieta
En 1972 el médico norteamericano Robert Atkins diseñó un régimen que se volvió ampliamente popular debido a que permitía comer lo que la mayoría de las dietas prohíben, como proteínas y grasas. Al mismo tiempo, elimina de la lista a los alimentos “aburridos”, como verduras, señala el sitio esmas.com.

La dieta, según dicen sus defensores, permite perder de 2 a 4 kilos la primera semana y cifras menores durante los siguientes días.

Atkins diseñó la  dieta  basándose en lo siguiente: al organismo le resulta más sencillo quemar carbohidratos que proteínas, por lo tanto transforma los carbohidratos en energía y almacena las proteínas en forma de grasa.

Así, si se consumen puras proteínas, el único suministro de energía son las reservas de grasa. De manera que para seguir funcionando el organismo consume la grasa acumulada por las proteínas, dice esmas.com.

Con esto, el 90% de los alimentos incluidos en la dieta Atkins poseen proteínas y grasas, sin tener en cuenta el contenido de colesterol, por ejemplo. El individuo puede ingerir carnes rojas, embutidos, quesos, huevos, mariscos, mantecas, margarinas, aceites, mayonesas, crema de leche y yoghurt entero, entre otros.

El 10% de los carbohidratos se obtiene de verduras y las pocas pastas, harinas, arroz, panes, legumbres, azúcares, bebidas alcohólicas y leche. Asimismo, no deben consumirse frutas y verduras ricas en fibra (papa, zanahoria) debido a que las mismas impiden la absorción de la grasa en el intestino. Según esmas.com, las verduras verdes se limitan a 50 gramos por comida.

Fuente: Infobae.com

Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec