Los Pilares del Proceso de Curación Naturista

22/08/2009

Dr. Delio Esteve


Ayuno, dieta y limpieza intestinal:

En el comienzo de toda curación la dieta juega el papel principal, pero cuando el organismo alcanza un cierto nivel de desintoxicación, el proceso de curación se estanca -a menos que se practique ejercicios- porque éste es el único medio para lograr dar fuerza al músculo cardíaco, a las arterias, elasticidad a los miembros, completa normalidad a los procesos digestivos y también para atemperar el sistema nervioso. Muchas veces llegan a mi consultorio personas que no pueden digerir un alimento simple, debido al mero hecho de que sus corazones no se encuentran en condiciones de llevar a cabo el esfuerzo que la digestión demanda.

Todo proceso, en el organismo, requiere un esfuerzo por parte del corazón y si la fuerza desplegada no es suficiente el proceso se desarrollará en forma incorrecta.

Incluso el buen funcionamiento de la mente, requiere un desempeño armónico de los sistemas circulatorio y respira¬torio, para la suficiente provisión de oxígeno al cerebro. Es grande la cantidad de personas que padecen de una depresión tan profunda que llegan a la idea del suicidio, ingiriendo varias clases de drogas antidepresivas. Estas personas consiguen un gran alivio de su depresión, después de correr durante media hora, ya que se provoca así una hiperventilación que lleva oxígeno al sistema nervioso.

Los aerobistas explican esto en forma empírica, con la que no estoy de acuerdo; ellos dicen que al correr, el sistema nervioso procede a la elaboración de una hormona (se supone que se lleva a cabo en la hipófisis, en la pineal o en el hipotálamo) llamada NEOMORFINA, que alivia las penas y depresiones produciendo la sensación de euforia y bienestar general. Es casi seguro que ésto no es cierto. Lo que sí sucede es que al ingresar al cuerpo de cien a cincuenta veces más la cantidad de oxígeno normal, el aparato circulatorio cumple con mayor eficiencia su tarea de llevar éste a cada una de las células. Se produce una suerte de equilibrio llamado ACIDO-BASICO, por medio de la eliminación de los ácidos que son potentes depresores. Es por ésto que se llega a experimentar esa sensación de bienestar y ganas de vivir.

Si bien al comenzar con la práctica de un ejercicio se llega a sentir una sensación de depresión y cansancio, esto es debido a la producción de ácido láctico y anhídrido carbónico, y a la escasa producción de oxígeno para neutralizar la acción de los ácidos. Esto se llama PERIODO ANAEROBICO. En deporte se lo llama PRECALENTAMIENTO, que es lo que hace todo deportista para rendir mejor. Es importante que este precalen¬tamiento se practique a la velocidad de "caminar ligero", no debiendo ir nunca más allá.

Hay una gran diferencia entre caminar y trotar o correr. Si bien caminar es muy útil, correr 10 es más, principalmente para fortalecer el músculo cardíaco. En la marcha tenemos siempre un pie apoyado en el suelo, luego levantamos para volver a apoyar casi lentamente desde el talón a la punta del pie. En la planta del pié tenemos algo así como un colchón de venas y válvulas; al caminar exprimimos ese colchón (la sangre avanza en el sentido de las válvulas), de tal forma que la sangre abandona el lugar para retornar cuando el pié se levanta y luego ser evacuado al dar un nuevo paso.

En el trote o la carrera, el cuerpo queda en el aire, no toca el suelo, cae con todo el peso que le dá la gravedad apoyándose en la planta del pié, de donde la sangre es rápidamente expedida; es decir, que el impulso que al correr se da a la sangre venosa es de 20 a 50 veces mayor que el que se le da al caminar. Entonces los beneficios para el sistema circulatorio son mayores al correr que al caminar.

El aparato respiratorio también se beneficia, la respiración se hace más rítmica e intensa, el vacío toráxico es mayor, lo que también ayuda como colaborador en las tareas del músculo cardíaco. Retornando el tópico, diré que es condición insoslayable el hacer al menos 30 minutos de precalentamiento antes de practicar cualquier ejercicio.

Extracto de la conferencia dictada por el Dr. Delio Esteve
Revista Vida Naturista                                                                 Septiembre-Octubre 1984 - Año 49 - Nº183 - Buenos Aires.

Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec