El 5% de los adolescentes argentinos es hipertenso.

Uno de cada 20 adolescentes argentinos padece hipertensión, una enfermedad que se creía exclusiva de los adultos. Los motivos que llevan a sufrirla y los beneficios de detectarla rápidamente.
Si bien se creía que la hipertensión la padecían sólo los adultos, dos médicas del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez señalaron que el 5% de los adolescentes de nuestro país la sufre, tal como indican diversas investigaciones internacionales.
Los datos coinciden con un estudio publicado en Pediatrics, la revista de la Academia Americana de Pediatría, que indicó que el 4,5% de los adolescentes norteamericanos que va a la escuela la padece. Según las argentinas, quienes relevaron a jóvenes estudiantes secundarios, el 20% de ellos tenía presión alta o se encontraba en la denominada "zona de riesgo", al tiempo que padecían "pre-hipertensión".
La Dra Rosa Simsolo, pediatra y una de las responsables de la investigación, señaló que "la hipertensión existió siempre pero, como se consideraba una enfermedad de adultos, nadie tomaba la presión a los chicos. Los pediatras no estábamos acostumbrados a tomarles la presión en un examen de rutina y así perdíamos la oportunidad de detectarla precozmente".
Por su parte, la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial también ratificó los datos al decir que uno de cada tres argentinos mayores de 15 años padece hipertensión. Sin embargo, explicó Horacio Carbajal, presidente de la sociedad, "la mitad de ellos no lo sabe. El grado de conocimiento es bajo, porque la enfermedad no produce síntomas hasta que aparece una complicación. El único modo de detectarla es tomando la presión arterial, pero no todos los médicos miden la presión en una consulta de rutina y, a veces, si la miden y notan niveles elevados, no se lo dicen al paciente".

Beatriz Grunfeld, jefa del consultorio de hipertensión del Gutiérrez, explicó que "si uno mantiene un estilo de vida sano es probable que la enfermedad no se manifieste precozmente. Un chico que tiene antecedentes familiares de hipertensión y aumenta de peso está apretando el gatillo para que la presión aumente".

"Esos chicos y adolescentes cada vez hacen menos deporte, no pueden salir a jugar a la calle, comen comida chatarra, pasan todo el día frente a la televisión o la computadora. De modo que los chicos no llegan a la hipertensión tanto como consecuencia de otras enfermedades, sino por los mismos factores de riesgo que los adultos: sedentarismo, exceso de colesterol y aumento de glucosa en la sangre por causa de la obesidad", aclaró Simsolo.
Así, Carbajal coincidió: "Si bien tienen una mayor predisposición quienes cuentan con antecedentes familiares, todos pueden tomar medidas de prevención. Uno no nace siendo hipertenso, nace con una predisposición genética y en el desarrollo de su vida adquiere hábitos no saludables que hacen subir la presión, como el sobrepeso, el excesivo consumo de sal, de alcohol o el tabaquismo: todos factores de riesgo que pueden evitarse o corregirse".

 Beneficios de un descubrimiento temprano

"La detección precoz evita daños que pueden aparecer en adultos: se previene la hipertrofia cardíaca, se disminuye la cantidad de infartos y los casos de insuficiencia renal que van a necesitar diálisis o trasplante, y se evita ataques cerebrales. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en países desarrollados y en la mayoría de los países en vías de desarrollo, por eso lo que se previene son estas enfermedades que incrementan la mortalidad", concluyó Carbajal, según publicó el diario Clarín.

 

Fuente: Infobae.

 

Link Original:

  www.infobae.com/contenidos/378404-100937-0-El-5-los-adolescentes-argentinos-es-hipertenso

Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec