El yoga reduce el estrés


  Con sólo una sesión de yoga ya se puede detectar que los niveles hormonales responsables del estrés bajan. Esto se ha observado incluso cuando la clase se realiza por primera vez, algo que seguramente puede animar a muchas personas a afiliarse a este método alternativo para llenarse de relax.

Una investigación, publicada en la 85 ª Reunión Anual de la Sociedad de Endocrinología Americana en Filadelfia, ha confirmado científicamente lo que muchos sospechan en torno a esta práctica y es que puede conseguir un efecto relajante al disminuir los niveles de una hormona relacionada con el estrés.

Durante el estudio, el Dr. George Brainar del Centro de Medicina Integrativa de la Universidad de Thomas Jefferson en Filadelfia (Estados Unidos) se midieron los niveles de cortisol en la sangre de 16 novatos en el yoga antes y después de una sesión de esta actividad y tras un periodo de 50 minutos de descanso.

Brainard y su equipo encontraron que los niveles de esta hormona disminuyeron más después de una sesión de yoga que después del periodo de descanso, incluso en el primer día de la sesión práctica.

«Observamos una disminución (del cortisol) después de la primera clase de introducción al yoga, y también tras siete sesiones», comenta Justin Mager, una coautora del estudio junto con el Dr. Brainar.

Brainar explica que los niveles de cortisol normalmente fluctúan. Sin embargo, en presencia del estrés, la concentración de esta hormona puede aumentar enormemente y tiende a disminuir rápidamente una vez que el estrés desaparece.

Pero cuando las personas se sienten estresadas, su cuerpo continúa aumentando mucho más su cortisol. Por este motivo, no está claro cuál es el efecto en el organismo de un cambio en los niveles de la hormona del estrés. Este estudio abre la puerta a estas cuestiones, según comenta el Dr. Brainar que explica que se tendrá que seguir investigando para determinar si la disminución después del yoga se mantiene, y si un cambio hormonal tiene un efecto positivo en la salud. «Mi sospecha es que la respuesta a todas esas preguntas es que puede ser que sí».

Fuente: El Mundo

Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec