La dieta con limitación calórica y alto contenido en grasas monoinsaturadas es útil en la diabetes de tipo 2

Según los resultados de un estudio publicado en línea el 28 de octubre en Diabetes Care, una dieta con limitación calórica y alto contenido en grasa monoinsaturada es tan efectiva como una dieta baja en grasas y con alto contenido en hidratos de carbono en pacientes con diabetes de tipo 2.

"La terapia nutricional forma parte integral del tratamiento de la diabetes, pero no abundan los estudios comparativos en los que puedan basarse las recomendaciones para los diabéticos," escriben la Dra. Bonnie J. Brehm y colaboradores, de la University of Cincinnati en Cincinnati, Ohio. "Disminuir el aporte de grasa saturada y de colesterol para reducir los niveles plasmáticos de lípidos ha sido una prescripción casi universal para las personas con diabetes o en riesgo de padecerla. Se ha suscitado la controversia sobre si es útil reemplazar la grasa saturada por carbohidratos o grasa monoinsaturada, ya que hay pruebas a favor de que las dietas con alto contenido en grasas monoinsaturadas son más saludables que las dietas con bajo contenido en carbohidratos y en grasas."

El objetivo de este estudio era comparar la eficacia de una dieta con alto contenido en grasas monoinsaturadas o en hidratos de carbono sobre el control del peso y de la glucemia en hombres y mujeres con diabetes de tipo 2. En el estudio participaron 124 personas obesas o con sobrepeso y con diabetes de tipo 2. La media de edad era 56,5 ± 0,8 years, el índice medio de masa corporal de 35,9 ± 0,3 kg/m2, y los niveles medios de hemoglobina A1c (HbA1c) de 7,3% ± 0,1%. Los participantes fueron distribuidos de forma aleatoria en dos grupos: uno seguiría una dieta enriquecida en grasas monoinsaturadas durante un año, y otro una dieta con alto contenido en hidratos de carbono durante el mismo tiempo. En los dos grupos se midieron parámetros corporales y metabólicos al comienzo del estudio y a los 4, 8 y 12 meses.

Los dos grupos tenían parecidos parámetros basales. Al cabo del año las indicaciones dietéticas las habían seguido en conjunto un 77% de los participantes (69% del grupo con grasas monoinsaturadas y el 84% del grupo con hidratos de carbono; p = 0,06). El análisis de las dietas confirmó que el aporte calórico era similar en los dos grupos pero que había una gran diferencia con respecto al aporte de grasas monoinsaturadas.

Al cabo del año no había diferencia de peso significativas entre los dos grupos (–4,0 ± 0,8 kg frente a –3,8 ± 0,6 kg), ni cambios valorables en la grasa corporal, perímetro de la cintura, presión arterial diastólica, o en los niveles de HDL, colesterol, HbA1c, glucosa basal e insulina.

Dieciocho meses después de terminado el estudio, los 36 participantes que todavía estaban en seguimiento mantenían la pérdida de peso y los niveles de HbA1c alcanzados durante el estudio

Los autores del estudio afirman que "en personas con dibetes de tipo 2, las dietas con alto contenido en grasas monoinsaturadas son una alternativa a las clásicas dietas bajas en grasas y alto contenido de carbohidratos, con parecidos efectos beneficiosos sobre el peso, composición corporal, factores de riesgo cardiovascular, y control de la glucemia. Estos resultados, los primeros que someten a prueba la efectividad de una dieta rica en grasas monoinsaturadas durante un largo período y sin modificar los hábitos de los participantes, indican que cualquiera de estos dos enfoques dietéticos son útiles en pacientes con diabetes de tipo 2."

Las limitaciones del estudio comprenden el no haber logrado alcanzar las cantidades que se pretendían de grasas monoinsaturadas y de hidratos de carbono en los grupos; dificultades en contabilizar la ingesta calórica en los autocuestionarios; desconocimiento de los fármacos utilizados por los participantes durante el estudio; y no haber utilizado parámetros analíticos más avanzados del metabolismo de la glucosa.

Los autores concluyen que "los médicos pueden recomendar una gran variedad de dietas ricas en grasas monoinsaturadas o en hidratos de carbono. Olvidándose de la filosofía de 'lo mismo para todos' y ofreciendo diferentes opciones dietéticas, los médicos pueden mejorar el cumplimiento de las indicaciones dietéticas y reducir así los riesgos de la enfermedad."

Este estudio ha sido patrocinado por la American Diabetes Association, el Cincinnati Children's Hospital Medical Center Clinical Research Center, y el National Institute of Health.

 Autora: Dra. Laurie Barclay


Diabetes Care. Published online October 28, 2008.

Información de la autora: La Dra. Laurie Barclay es una redactora y revisora externa de Medscape.

Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec