ACLARANDO CONCEPTOS, ACERCA DEL NATURISMO, LA HIGIENE NATURAL,
EL HIPOCRATISM0, LA MEDICINA NATURAL Y LA NATUROPATlA.
                     

    Mensaje del Prof .Juan Esteve Dulin al Congreso de Terapéu­ticas Naturales, a reunirse en Barcelona, en Junio 1961.

Poco verdaderamente nuevo hay bajo el sol. Quien averigüe seriamente los orígenes de la naturopatía ,más que en cualquier otro conocimiento, tiene que admitir ese hecho. Y es    lógico.que asi sea ya que no habiendo reformado fundaqmentalmente  la conducta, la reincidencia en los mismos errores de­termina naturalmente los mismos males.

Y si parecidos males subsisten (hasta agravados) , no es menos lógico que persistan, con pocas variaciones, los intentos de aportarles remedío, en la actualidad.

Hace unos 24 siglos que escribió Hipócrates sus “Aforismos” de los que algunos extractos resultan harto significativos.  Decía en uno de ellos:

“Ciertos médicos antiguos dividieron las enfermedades en varias categorías, de las que hicieron muchas divisiones. Observamos que lo importante no es tanto de darles un nombre, como de representarse que existe una verdadera “UNIDAD” entre las mismas, aún cuando llevan un nombre diferente”.

 

Pues bien, en su famosa obra, “LA NUEVA CIENCIA DE

CURAR”,  Luis. Khune pretende  haber descubierto tal

 

“unidad” .Pero se pregun­taba Hipócrates: "En que consiste esa causa única ?  Y contes­taba : "Cuando se produce alguna

 

imperfección en nuestros humores,  el cuerpo se calienta,

 

produciéndose “depósitos” que causan dolores y grandes calores.

 

El aumento de la temperatura en todo el cuerpo produce la fiebre”.

 

E l citado Luis Khune dedujo de la misma observación sus  tEORÍAS de la  "acumulación de sustancies extrañas"y de los consiguientes"recargos",que pretendió localizar en laExpresion del Rostro".

Otro autor naturista insiste en su "doctrina térmica " en atribuir a las variaciones en la temperatura normal de la piel la causa fundamental de la mayor parte de las manifesta­ciones patológicas. Parece tal doctrina" inspirada en la con­cepción hipocrática, aunque esta dejaba claramente estableci­do que no era más que un efecto, mientras pa.reciera que
la doctrina térmica quisiera hacer de la misma una causa.
Aclaraba en efecto Hipócrates: "Cuando un humor se corrompe, se extiende a otra parte, lleva allí la enfermedad, a menos que el organismo sea purgado de

La misma”. Y agregaba: “Toda en­ermedad es una crisis de purificación humoral, de limpieza orgánica y de eliminación tóxica”.

Y Khune vuelve a “descubrir” que la enfermedad es una crisis curativa".             
Es notorio que los hidrópatas (Kneipp,Priessnitz, Just) asi como otros autores alemanes y todos los naturistas modernos fundamentan sus doctrinas en idénticos principios.

Pero decía todavía Hipócrates; "Los síntomas son defensas naturales. Cuantas veces se manifiestan síntomas que parecen enfermedades y sólo son el proceso natural de curación de las mismas. Y agregaba:La mayor parte de los

 

 atacan a quienes cometen errores en su manera de vivir”.

Y decía además:  “El mal régimen consiste en que se dé al cuerpo mas alimentos de los que puede soportar, sin hacer ejercicios que operen una combustión proporcionaba a la supera abundancia decomi­da, o porque se usan alimentos muy variados y diferentes, que se hacen la "guerra en el cuerpo, por tener modalidades diferentes en su. digéstibllidad".

 

Como se ve, había intuido, “e1 sabio de Cos”, el conocimiento de la existencia de "incompatibilidades",que naturistas e higie­nistas modernos volvimos a comprobar.

Pero Hipócrates se había anticipado en otras más de nuestras "modernas "verdades : "Hay en la economía un sólo fin, un solo esfuerzo, en el que participa, todo el cuerpo: es una simpatía universal. Toda parte está subordinada a todo el cuerpo, todo lo es también a cada parte”.

 

Como se vé, el aforismo atribuido a Letamendi: “El cuerpo

 

es un sólo órgano. la vida una sola función"e igualmente "La

Unidad Funcional "de Pi y Suñer, están lejos de ser cosas

nuevas”.

 

Y nuestra misma pretención de recuperar la salud por medios exclusivamente naturales, tampoco es una novedad de naturistas, higienistas y naturópatas,  ya que Hipócrates había afirmado ca­tegóricamente : "Es la Naturaleza medicatriz la que proteje, in­muniza v curala enfermedad”. 

Y : "Lo que mantiene la salud cúra la enfermedad".

 

Y la misma importancia dominante que   atribuímos hoy a  la dieta era compartida por Hipócrates, puesto que  aconsejaba terminantemente a todo enfermo: “Que tu alimento sea tu única medicina, y que tu única medicina sea tu alimento”.

 

ALGUNOS  PUNTOS EN QUE EXISTEN LEVES GONFUSIONES, Y SOBRE LOS CUALES CONSIDERAMOS IMPORTANTE  PROCURAR UN PERFECTO  ACUERDO.

1- Sobre  una sencilla y clara definición del criterio naturista.             

                                                                                                                                                                                                                                     

                                                                                                                                                                                                                                        

                                                                                                    2- Una precisa aclaración sobre las teorías microbianas. (Se comprende su importancia frente al condicionamiento de la opinión por la medicina de laboratorio, desde la Escuela, en todos los medios de propaganda y hasta  las leyes,exclusivamente al servicio de los medios oficiales de inmunisación y curación.

3- Sobre nuestras razones para rechazar muchas drogas, y la conveniencia de divulgar sistemáticamente esas razones.      

                                                                                                                                                                                                                                 

 4- Sobre el significado ambiguo que se le atribuye a la palabra“curar”.          

                                                                                                                                                                                                                                 

 5- Si “no hay enfermedades, sino enfermos”, sobre una aclaración de la verdadera utilidad del diagnóstico en la Naturopatía.                 

       

6- Otro acuerdo que conceptuamos importante es con respecto a la FIEBRE,  sus verdaderas CAUSAS  y  TRATAMIENTO NATURAL.

(Con  el auge de la MICROBIOLOGÍA  y de la medicación antibiótica, hay evidentemente cierta confusión, hasta en algunos autores de Medicina Natural. Se nos ocurre que debemos revisar clara­mente nuestras concepciones teóricas, de  manera que podamos eliminar toda confusión.

Podemos admitir como ya lo admitía el Dr. Paul Carton, que se justificaba, en casos graves, algún remedio heroico, que ya no sería necesario, con una mejor educación naturista.

Hasta publicaciones médicas han señalado casos de muertes por el uso de las drogas(vean  el “stalinón”,que dejó cien­tos de víctimas", o los informes de instituciones médicas en EEUU, que dan como tercera causa de muerte en 2001 a los tratamientos dados por médicos alópatas. Se ha hablado también de ciertos peligros de los antibióticos, aunque estos no han sido debidamente estudiados).

 

 7- Deberíamos también estudiar imparcialmente y hacer, como consecuencia del correspondiente acuerdo, una aclaración , con su consiguiente y amplia divulgación sobre los medios naturales de combatir la fiebre y toda clase de dolores, sin drogas calmantes.

 

POR SU PARTE,EL AUTOR DE ESTE TRABA JO, SOSTIENE Y DEMUESTRA:

  A) Que existe en el cuerpo una verdadera UNIDAD FUNCIONAL. Que la YIDA es en definitiva, UNA  SOLA  FUNCIÖN.

B) Que la vida sana se manifiesta por la NORMALIDAD  FUNCIONAL.  Que no hay realmente enfermedades, sino carencia de salud.

C) Que la manía de mucha gente de inculpar al HÍGADO,u otro  órgano. por su falta de salud, es un modo de rehuir su propia cul­pa, EL MAL ES EL ERROR.  E1 órgano enfermo es la primera víctima. Frente a un paciente , lo primero que se debe hacer es averiguar LO QUE HIZO PARA ENFERMAR, dejando de hacerlo, para curarse.

D) Que no hay enfermedades, sino enfermos (congenitos, febricien­tes, crónicos,o en decadencia orgánica y vital).

E) Que LA FUERZA VITAL.mayor o menor en cada individuo, cicatri­za heridas y "cura" naturalmente. Cuando falta la vitalidad, como e1 aceite en la lámpara, se apaga la llama de la vida.

F) TOXEMIA  y ACIDOSIS  son las dos grandes causas patogénicas, mas o menos graves, según su intensidad y la capacidad defen­siva del organismo.

G) Que si la naturaleza CURA, confiar en NATURA es esencial, pero
no pasivamente, pues, solo reformando la CONDUCTA que produjo
el mal, tendera' este a desaparecer.                                        "

H) Que el autor de estas lineas, después de una larga vida de es­tudios y experiencia, ha adquirido le convicción de que toda enfermedad puede evitarse y sanarse por la Higiene NATURAL.

I)Que, fuera de casos de accidentes, muchas operaciones (amigdalitis, apendicitis, muchos casos de litiasis, etc.; pueden evitarse y sanarse por medios naturales.

 

  

METODOS DE DIAGNOSIS COMPARADOS:

 

 

Los métodos de diagnóstico de la Medicina clásica tienen un valor muy relativo. Hasta para  su objeto inmediato de averiguar    laenfermedad” catalogada , para poder "recetar”

 

el “remedio” consa-grado, se confiesa un buen margen de posibles errores.

 

Para los naturopatas, el interrogatorio, el pulso, la temperatu­ra, la sequedad o humedad de la piel, la presión arterial, el estado funcional del intestino y de los demás emuntorios, el estado de la uñas, el examen quirológico e iridiano, tienen cierto valor diagnóstico. condición de no olvidar que lo que interesa antes que nada. es la averiguación de las causas_ para  proceder a  su eliminación, conforme, al "CONTRARI CONTRARIlS CURATUR", dentro del criterio hipocrático.

 

M) No olvidamos nunca que más que a "curar", dentro del criterio medico clásico, el higienista Y naturópata se propone CULTIVAR LA SALÜD.  Consideramos este el primero de los  DERECHOS  HÜMANOS.

 

N)  De acuerdo con ese elemental derecho,  tenemos  la plena con­vicción de podernos dotar de una INMUNIDAD GLOBAL a toda "INFECC1ÓN" con nuestra sencilla HIGIENE NATURAL.

                                                                                                                   

                                                                                                                    

   

Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec